sábado, 1 de marzo de 2008

Las Gaviotas Pregonan

emmanuel
En las entrañas de mi bella tierra
de edénicos jardines de esmeralda,
donde el aroma del café exquisito
se conjuga dichoso entre la brisa
y se hace néctar celestial, sublime
en el seno gentil de la mañana...

En la profunda selva espesa, fría,
bajo la infamia vil de cruenta guerra,
un niño le confiesa a la alborada
que anhela estar en brazos de la abuela.

En el regazo de esta patria mía,
se viven cada día
historias desteñidas de esperanza...
Vivencias que traspasan corazones
y dejan un sabor a hiel y ajenjo
en los cándidos labios temblorosos
de la gente sencilla de mi pueblo.

En este mi terruño adolorido
camino adentro por la espesa selva
donde el canario el nido diligente teje
mientras su canto melodioso ofrece...
hay un niño cautivo tiritando de frío.

Emmanuel se confunde en la hojarasca
con la piel cristalina por el hambre
y el cabello impregnado de rocío.
En las entrañas de esta patria mía
se oyen lamentos que asustan al viento...

Gente que brota de mi agreste suelo
como dolientes lirios solitarios,
se desplazan cual lúgubres fantasmas
salpicados de sangre, llanto y lodo,
que pretenden hallar su hogar perdido,
en las inertes bancas de las plazas.

Entre estos mis océanos de gloria,
bordados de preciosas coralinas
las gaviotas pregonan cada día
que allá camino adentro en las montañas
en las entrañas de esta tierra mía
Emmanuel con sus cuatro años cumplidos
anhela estar en brazos de la abuela
y por primera vez ir a la escuela.

1 comentario:

silvi dijo...

¡Hola,muy buen día Marta!
He ido leyendo de a poco tus blog.Tus poemas impactan siempre mi sensibilidad.
Este en especial me ha conmovido.
Como abuela que abrazo siempre a mi nieto mayor Martín y desde casi un mes acurruco en mis brazos a la pequeña Azul,no dejo de pensar en esos niños que como Emanuel a lo mejor nunca más verán a su abuela.
Triste lo que describes,pero realidad que se vive no solo en Colombia,sino en otros países del mundo que muchas veces la guerra se ve reflejada en niños portando armas,más grandes y pesadas que ellos.
Quizás,cuando el hombre olvide el egoísmo y sus ansias de riqueza y poder,vuelva más hacia los valores del espíritu,se acuerde de los niños.
Gracias por lo que haces desde tu lugar por ellos.
Me llena el alma leerte.
Cariños y mi mejor sonrisa.

Fragmento del Libro:
ccccccccccc
E mmanuel, eres llanto y primavera
la suave brisa se perdió en tu cuna,
en tus pestañas naufragó la noche
con suspiros nostálgicos de luna...
ccccc
M amá tejió en amaneceres yertos
sueños plateados con temblor de estrella,
mamá gestó en la cárcel de su vientre
a un ángel triste, con sonrisa bella.
cccccccc
A nte la orquídea soberana y frágil
de tu patria, se acerca la esperanza...
tímida va del brazo de la abuela
mientras se forma en su cansada frente
una corona con hilos de nácar.
ccccccccc
N iño cautivo en la profunda selva,
el otoño se asoma en tu mirada,
mientras el mirlo en libertad suprema
va esparciendo su canto primoroso
en el seno gentil de la alborada.
cccccccccc
U n pajarillo entristecido al verte,
muy asustado le contó al ocaso
que tu risa de notas cristalinas
solloza prisionera en tu regazo...
ccccccccc
E n la eterna penumbra de la espera
meciéndose en su arrullo entrecortado,
se ha iluminado el rostro de la abuela...
cccccccccc
L a luz radiante, acarició su frente
y una sonrisa de ilusión genuina
al contemplar en sueños al pequeño,
se convirtió en diamante en sus pupilas.
el otoño en los ojos de un niño
Marta Lilián Molano L gaviotas
http://stores.lulu.com/martamolano
ccccc
Puedes adquirir El Otoño En Los Ojos De Un Niño haciendo clic en el siguiente enlace:
cccc
http://www.lulu.com/content/1407977